Call us toll free 1.800.296.4950

Llámenos Gratis 1.800.296.4950

Click to call 1.800.296.4950

Conozca Las Diferencias Entre una Cuenta de Ahorro, una Cuenta Corriente y los Certificados de Depósito.

Para abrir una cuenta en un banco es indispensable conocer previamente los servicios que le van a ofrecer, las características de cada cuenta, sus beneficios, intereses y todos los detalles que le permitan tomar una decisión acertada sobre la que más se ajuste a su necesidad principal.

Recuerde que acceder a este tipo de cuentas o de servicios bancarios es indipesable para construir una vida crediticia en los Estados Unidos y que de su registro financiero dependerá el acceso que le puedan brindar a préstamos, alquileres de Vivienda e incluso, hasta para acceder a trabajos. Todo lo anterior dependerá del buen manejo que le de a los servicios que adquiera con las entidades financieras.

Aquí le brindaremos información sobre las diferencias que existen entre las cuentas de ahorro, cuentas corrientes y los certificados de depósito para que usted pueda identificar las reglamentaciones de cada una y la que más se ajuste a su estilo de vida.

Cuenta de ahorro: Cuando usted adquiere una cuenta de ahorro con una entidad bancaria tendrá posibilidad de acumular intereses sobre el dinero que está ahorrando y utilizarlo a futuro en lo que requiera. Este tipo de cuenta le permite acumular intereses sobre los fondos que ahorre para futuras necesidades. Las tasas de interés pueden capitalizarse en forma diaria, semanal, mensual o annual, sin embargo, debe verificar con la entidad el tipo de servicio que le recomienda.

Las cuentas de ahorro son una buena opción para tener el dinero de forma segura y utilizarlo en cualquier emergencia que se presente. Usted puede separar el dinero que gasta cada mes y guardar el restante en esta cuenta que irá creciendo dependiendo del interés que le le estén pagando. Lo ideal es que pueda ahorrarlo, pero si necesita retirarlo por algún motivo puede hacero en el momento en el que lo desee.

Cuenta corriente: Una cuenta corriente o de cheques es ideal para que su dinero este seguro y pueda acceder a el en el momento en que lo requiera, a través de cheques o de tarjetas débito. Es muy común utilizar este tipo de cuenta para que le depositen el dinero correspondiente a su trabajo, pagar el alquiler de su vivienda, sacar dinero desde cajeros automáticos, transferir dinero a otras cuentas, acceder a su dinero para hacer pagos a través de cheques, etc. Este tipo de cuenta no requiere de tantos requisitos para proceder con su apertura.

Certificado de depósito: Los certificados de depósito (CD, sigla en inglés) son un tipo de inversion de bajo riesgo. Usualmente, usted puede recibir un pago de intereses un poco más alto en comparación de lo que recibe por tener una cuenta de ahorros, sin embargo, para acceder a este beneficio usted debe mantener su dinero en la entidad bancaria por un tiempo específico, es decir, que no puede acceder a el hasta que llegue la fecha que ha establecido en común acuerdo con el banco.

La tasa de interés que se maneja en este tipo de cuenta es “fija” durante el periodo que se ha determinado. Es importante que usted este seguro de que no necesitará retirar el dinero antes de ese tiempo porque posiblemente deba asumir algunas consecuencias relacionadas al incumplimiento.

Dedique tiempo a comparar los servicios y los cargos que ofrece cada entidad, ya sea una bancaria o una cooperativa de crédito, porque pueden existir diferencias significativas entre ellas,  pregunte si existen costos para el mantenimiento de su cuenta corriente, costos por usos de tarjetas débito, costos por retirar dinero de cajeros automáticos de bancos diferentes al banco en el que usted tiene su cuenta, y lo que puede suceder en caso de que gaste más dinero del que ya tiene en su cuenta. Estos son algunos tips que deberá tener en cuenta en el momento en el que visite o investigue los lugares que ha pre seleccionado para acceder a los servicios.