Call us toll free 1.800.296.4950

Llámenos Gratis 1.800.296.4950

Click to call 1.800.296.4950

¿Hay errores en mi Reporte de Crédito?

Los reportes de crédito tienen una gran influencia financiera sobre el consumidor debido a que contienen información masiva de cada uno de nosotros. Según investigaciones el 90% de los adultos americanos están siendo rastreados por empresas de reporte de crédito.

La suposición lógica es que los acreedores y las empresas de reporte de crédito son supremamente cuidadosos creando este tipo de reportes, sin embargo, esto no es con frecuencia verdadero.

Aquí examinamos los problemas y los errores que se presentan en los reportes de crédito, así como los pasos correctos a seguir en tentativas de poner al día los balances y la información de su reporte de crédito. La información y las estadísticas se basan en grupos de investigación de interés público de los Estados Unidos (EE.UU PIRG), y en la encuesta de errores de Reporte de Crédito titulados: ” Los Errores Realmente Pasan: Errores en los reportes de crédito significan que los consumidores pierden”.

El error de reportes de crédito más frecuente es causado por errores tipográficos, o escrituras incorrectas y por desinformación. Según EU PIRG, en una investigación se demostró que el 41% de reportes de crédito contienen “errores en la información de identificación personal demográfica, ya sea por mala escritura, porque fue expirada, pertenecía a un extraño, o de alguna otra manera era incorrecta”. Obviamente, estas equivocaciones fueron causadas por errores humanos. Sin embargo, las consecuencias de errores en reportes de crédito le dan una luz más negativa a los errores tipográficos.

Hay errores en los reportes de crédito que son aún más delicados y que fueron causados por omisión. Los datos demostraron que el 29% de los reportes de crédito contienen “falsas delincuencias o cuentas que no pertenecieron al consumidor”, el 20% omiten el crédito principal, el préstamo, la hipoteca u otras cuentas del consumidor que demuestran la capacidad de pago del mismo y el 26% por  las cuentas de crédito que habían estado cerradas por el consumidor, pero incorrectamente dejadas catalogadas como abiertas. La culpa de cada una de estas omisiones recae sobre los acreedores irresponsables o procesadores de bureaus de reportes de crédito. Es improbable que el fracaso mecánico sea culpa de un predominio tan grande de errores en reportes de crédito, y más bien en una falla consistente de reportar pagos de cuenta y cierres de ellas.

Si la encuesta de PIRG EE.UU. es del todo exacta hay un panorama sombrío para la mayoría de los reportes de crédito de la población total. De hecho, los datos divulgaron que el 70% de aquellos que participaron en una encuesta, notaron un error serio o un error de alguna clase. Por esta razón, La Federal Trade Commission de Estados Unidos (FTC),  ha creado directrices para aquellos que tratan de poner al día saldos o errores sobre su reporte de crédito. Primero, la FTC recomienda que el bureo de crédito sea notificado por escrito de la posibilidad de un error, esta comunicación debe incluir las copias de los documentos que apoyan el caso. Si el bureo determina que se puede hacer una corrección notifíqueles una segunda vez para abrir una disputa. Las cuentas también pueden ser añadidas al reporte por medio de una solicitud adjunta a la oficina de reporte encargada. Esto es bajo la discreción del bureau de crédito y normalmente implica honorarios.