Call us toll free 1.800.296.4950

Llámenos Gratis 1.800.296.4950

Click to call 1.800.296.4950

¿Por Qué Fijarse En Las Garantías Al Comprar?

Hoy en día, comprar se ha convertido en algo práctico comparado con años anteriores. Numerosos anuncios publicitarios están en los medios de comunicación, de manera que usted puede enterarse sobre diferentes productos disponibles en el mercado. Además, debido al progreso tecnológico, usted puede comprar en línea lo que desee en la amplia gama de tiendas que Internet ofrece. De este modo, mientras navega la red en casa, también puede comprar cualquier cosa por esta vía, desde una casa hasta un vehículo.

“Ya sea que compre en una tienda local o en línea, es muy importante que conozca cada detalle en relación a las garantías cuando compre un producto”

Sin embargo, es posible que los productos no reúnan las cualidades ofertadas por el vendedor, o que los productos no funcionen adecuadamente durante el tiempo de garantía. Por lo tanto, ya sea que compre en una tienda local o en línea, es muy importante que conozca cada detalle en relación a las garantías cuando al comprar cualquier producto.

A continuación, Premier Consumer le ofrecerá cinco recomendaciones prácticas que debería seguir para saber más sobre garantías y cómo lidiar con ellas.

1. Lea las garantías cuidadosamente: antes de comprar bienes, debe leer y conocer hasta qué punto una garantía cubre daños en un producto, cuánto tiempo dura, qué partes y reparaciones serán reconocidas, qué condiciones y limitaciones le impone, etc.

Al leer la garantía, usted podrá estar bien informado antes de invertir su dinero. De ser necesario, sabrá cómo apelar a una garantía específica en el futuro.

Si está en línea, investigue y busque enlaces que le muestren alguna garantía e imprímala para que la guarde en sus archivos. Si no la encuentra en el sitio web de la compañía, puede solicitarla al vendedor a través de correo electrónico, preferiblemente antes de comprar.

Además, debe archivar tanto la garantía como la factura de venta. Las facturas comprueban que un producto ha sido comprado por usted. Así, usted tiene derecho a hacer uso sobre la garantía de ese artículo. También, procure que ambos documentos tengan los datos requeridos sobre la persona responsable de vender los bienes.

Si se siente insatisfecho después de leer la garantía y duda sobre la reputación de la compañía, entonces puede llamar a su oficina local de protección al consumidor y solicitar información para comprobar si existe alguna demanda en contra de la compañía. ¡Este paso también es importante!

2. Garantías por escrito: generalmente, las garantías nos dan una idea de que el producto reúne ciertas características. Como parte de un contrato, los comerciantes están obligados a proveer mantenimiento y reparaciones desde que usted compra un producto hasta que expire la garantía.

Y aunque la ley no exige garantías por escrito, por lo general este tipo de garantías vienen con la mayoría de los productos disponibles en el mercado. De ahí que, sea que negociemos en persona o a través de Internet, los clientes deben poder leer las garantías antes de comprar.

Cinco Consejos Para Hacer Compras Como Todo Un Experto

En cualquier caso, la ley federal exige a los comerciantes posibilitar las garantías a sus clientes en el momento del negocio. Por lo tanto, no olvide solicitar la garantía y ver si lo beneficia en respecto a sus intereses y sus necesidades.

3. No ignore las instrucciones: aunque un manual no constituye la garantía, seguir sus instrucciones correctamente le evitará problemas.

Por ejemplo, una licuadora está hecha para licuar y una lavadora para lavar. Ni el fabricante ni el vendedor de estos productos cubrirán reparaciones por daños causados por mal uso, contrario a la función y a las indicaciones provistas en el manual.

Además, sobreponderar un producto por parte del vendedor no constituye una garantía. Aunque un vendedor pondere la calidad o las funciones de un artículo, no olvide que la ley solo exige que un producto esté en condiciones apropiadas para la venta. Por el contrario, las exageraciones no garantizan nada.

Entonces, recuerde que no debe hacer uso de su garantía si los daños fueron causados por mal uso o porque usted mismo reparó una falla. Tampoco crea en ponderaciones al comprar.

4. Tenga en cuenta el tipo de garantía: si bien este artículo no abarca los tipos de garantías, también es importante que sepa que las garantías varían dependiendo del contrato, el tipo de bienes, etc. Por ejemplo, las garantías cubren daños sobre el producto mismo, pero no sobre daños adicionales causados por el producto.

Además, aunque un fabricante está legalmente obligado a dar una respuesta, quizás la garantía no cubra gastos de envío, costos adicionales por reparaciones o el reemplazo de ciertos componentes.

Si usted compra dos o más productos distintos a un mismo comerciante, cada producto deberá contar con una garantía por separado. No olvide estas particularidades.

Por estas razones, manténgase atento y asegúrese que su garantía cumpla con sus necesidades así como también las condiciones que usted esté dispuesto a aceptar.

5. Atención a una última observación de interés: existe la posibilidad de que ya haya comprado bienes recientemente pero no haya examinado las garantías con detenimiento, y ahora, tenga problemas. Desafortunadamente, esto es algo que suele ocurrir de vez en cuando y los clientes no saben cómo enfrentar esta situación. No obstante, es recomendable que contacte a su proveedor e intente obtener los beneficios descritos en la garantía de su producto.

Finalmente, si usted no puede resolver el inconveniente o si la compañía entró en quiebra recientemente, la buena noticia es que usted puede solicitar la ayuda de su oficina local de protección al consumidor. Ellos lo ayudarán a proceder correctamente.

Conozca Los Tipos De Impuestos Que Existen Y En Qué Consisten

Estas cinco recomendaciones le serán útiles para recordar y poner en práctica la importancia de revisar las garantías al comprar. Esperamos usted tome en cuenta estas recomendaciones la próxima vez que compre algo.