Call us toll free 1.800.296.4950

Llámenos Gratis 1.800.296.4950

Click to call 1.800.296.4950

Libérese de las deudas de sus tarjetas de crédito.

Cuando hablamos de las tarjetas de crédito poco se nos ocurre pensar en los orígenes de las mismas, es sencillamente visto como el medio para adquirir lo que deseamos o necesitamos. No obstante, para nuestro record de información y conocimiento, es importante referenciar que las tarjetas de crédito y su origen e inicio de funcionalidad se remontan a principios del siglo XX en los Estados Unidos. Específicamente, la idea surge dentro de las oficinas del Chase Manhattan Bank, en cabeza de su director, bajo la modalidad de tarjeta profesional. Se instituyó con su forma mayoritaria alrededor de los años 1940 y tomó difusión desde la mitad del siglo.

Ahora bien, siendo las tarjetas de crédito uno de los elementos de mayor circulación en la interacción comercial, es de la misma forma un mecanismo de sumo cuidado por la disponibilidad inmediata de dinero y/o productos, que se pueden adquirir de forma inmediata. Debe entenderse a su vez, que las tarjetas de crédito son, por la dinámica de su funcionamiento, operaciones que permiten una tasa de interés más alta y por consecuencia un gasto mayor en el momento de realizar los pagos de compras diferidas. Por su naturaleza, las tarjetas de crédito nos hacen pensar que tenemos dinero, nos pueden llevar a sobre endeudarnos rápidamente y sin control.

Bajo estos antecedentes y ante la innegable utilidad que representan las tarjetas de crédito, son muchas las dificultades que presentan los tarjetahabientes en el momento de bajar los saldos de sus obligaciones o  de ponerse al día en este tipo de deudas. Por eso, daremos algunos tips que le permitirán liberarse de las deudas de sus tarjetas de crédito.

 

Inicie con la priorización y ajustes de su presupuesto: En lo primero que se debe enfocar, es en la optimización de gastos, clasifíquelos de manera sistemática y detallada. Es recomendable realizar esta clasificación en escala de mayor prioridad a menor relevancia, por ejemplo: alimentos, estudio, vivienda, movilización, comunicaciones y finalmente entretenimiento. Una vez realizado y detallado este aspecto, busque metódicamente gastos que se puedan reducir, posteriormente tome el dinero que le queda libre y utilícelo para hacer abonos extra a sus obligaciones de las tarjetas.

Establecer pagos de débitos automáticos sobre las tarjetas de crédito: En algunas oportunidades, la falta de disciplina en los pagos de tarjetas de crédito, son los que originan las fallas en la oportunidad del pago de las mismas y acumulación de deudas sustanciales. Es por eso que, si se programan los pagos con débitos mensuales automáticos y periódicos, es posible evitar que olvide hacer los pagos o que destine el dinero para gastos innecesarios. Incluso, uno de los consejos que habitualmente circulan en el manejo de tarjetas de crédito, es usarlas como si fueran una tarjeta débito, en lo posible enviando pagos a una sola cuota.

Póngale el radar a una deuda a la vez: Puede identificar su menor deuda de tarjeta de crédito y enfocarse en pagarla completamente, luego continuará con la siguiente deuda y esto generará un efecto domino hasta que logre realizar el pago de todas sus deudas. También puede hacer esto mismo, pero empezando por la de mayor tasa de interés a la de menor tasa de interés.

La clásica y segura consolidación de deudas: Consolidar todas sus deudas para realizar un solo pago mensual y así cumplir con todas sus obligaciones, pero realizando pagos que estén a su alcance, siempre será una excelente opción. Permita que expertos negocien sus deudas con los bancos y mejoren sus tasas de interés para que se libere en poco tiempo de sus deudas. En Premier Consumer Credit Counseling contamos con personal calificado para que le brinde asesoría al respecto.

Ahora bien, siempre que se consoliden obligaciones, debe tenerse mucho cuidado en no acumular posteriormente nuevas obligaciones, pues esto se convierte fácilmente en una cadena de endeudamiento sin fin. Manténgase educado financieramente para evitar caer en el mismo circulo vicioso.

Para concluir las tarjetas de crédito hacen pensar que se dispone de dinero inmediatamente y pueden llevarlo fácilmente a sobre endeudarse. Por eso, una vez adquiera una debe manejarla de forma responsable, consumiendo solamente lo que puede pagar.