Call us toll free 1.800.296.4950

Llámenos Gratis 1.800.296.4950

Click to call 1.800.296.4950

Cómo Y Cuándo Declarar Bancarrota

Hay momentos en los que usted puede sentir que todo su dinero desaparece gracias a las deudas que se acumulan día tras día. Facturas de servicios públicos, impuestos, préstamos, hipotecas, y la lista sigue. Ya con los bolsillos vacíos y mucho estrés empieza a considerar la bancarrota como una opción para su vida financiera. Las leyes de bancarrota fueron creadas para ofrecer alivio y un nuevo comienzo a aquellos que poseen demasiadas deudas por pagar. Claro que existen otras alternativas a considerar antes de tomar tal importante decisión ya que esta tiene muchas consecuencias; la mayor de ellas siendo la aparición de esto en su reporte de crédito por un periodo de alrededor 10 años. De hecho, algunas deudas como préstamos estudiantiles e impuestos no pueden solventarse a través de la bancarrota; sin embargo, la mayoría de las personas que deciden aplicar solventan otro tipo de deudas.

“Las leyes de bancarrota fueron creadas para ofrecer alivio y un nuevo comienzo a aquellos que poseen demasiadas deudas por pagar”

Aunque aplicar para bancarrota es una buena opción para muchas personas, no es algo que deba ser tomado a la ligera. Aplicar a bancarrota significa llegar al punto sin retorno donde sus gastos y finanzas ya no son asumibles. Estas aplicaciones no son algo que uno “hace” para salir de problemas o de pequeñas deudas; mucha gente falla en entender y una vez que aplicaron a bancarrota suelen volver a hacerlo en algún momento futuro, lo que significa que no aprendieron la lección ni a manejar sus finanzas.

Aplicar a bancarrota tampoco es un proceso barato, es un proceso legal que necesita la consultoría de un abogado que sepa manejar el tema y obviamente éste debe cobrar por sus servicios. Entre mejor sea su abogado mejor le irá en el juicio y mas claro tendra el panorama para manejar sus cuentas y finanzas en el futuro.

Para las personas y compañías hay diferentes tipos de “Bancarrota” llamados “Capítulos”. Los dos más comunes son Capítulo 7 y Capítulo 13. A pesar de que el proceso para declararse en bancarrota se rige por la Corte de los Estados Unidos de América, cada estado tiene ciertas particularidades con respecto al proceso y resultados. Más adelante le daremos más información detallada sobre el proceso para solicitar un caso de bancarrota.

Comencemos con el “cuándo” es que debería realizar la solicitud.

El “cuándo” varía de persona a persona debido a que la situación de cada quien es diferente. La idea es que una persona que quiera presentar un caso de bancarrota haya anteriormente intentado con otras opciones menos extremistas como: asesoría financiera, asesoramiento de crédito, negociación con los acreedores, consolidación de tarjetas de crédito, modificación de préstamo o refinanciación de préstamos. Si esas alternativas no le han funcionado y su situación sigue igual –o peor-, entonces sí puede pensar en la bancarrota como una opción.

Otras señales que le indican un descenso financiero son: el uso en exceso de sus tarjetas de crédito, si ha tomado dinero de sus fondos de retiro, que su ingreso mensual no sea suficiente o que el total de deudas solo siga aumentando.

Lea también: Cómo Entender y Evitar la Bancarrota

Ahora que tiene una idea de cuándo, necesita saber cómo solicitarlo.

Dependiendo de si se está solicitando un caso de bancarrota Capítulo 7 o Capítulo 13, la lista de requisitos puede variar, pero en un primer momento son los mismos. Note que lo primero que debe hacer es contratar a un abogado que le pueda ayudar a lo largo de su caso; usted podría hacer el tramite por su cuenta, mas no es recomendable porque es un proceso completo y extenuante que es mejor dejarlo en manos de alguien que tengas las competencias necesarias para llevarlo a cabo.

De acuerdo a la Corte de los Estados Unidos, para comenzar el trámite, el deudor debe llenar una petición ante el tribunal de bancarrota que preste servicio en el área donde viva. Los formularios pueden ser comprados en papelerías autorizadas o descargarse en línea.

Adicional a la petición, el deudor también debe presentar:

  • Listado de activos y pasivos
  • Una declaración de asuntos financieros
  • Una declaración de ingresos y gastos corrientes
  • Listado de contratos ejecutorios y contratos de arrendamiento no vencidos
  • Los deudores también deben proporcionarle al administrador del caso una copia de la declaración de impuestos del año fiscal anterior, así como declaraciones fiscales efectuadas durante el caso (incluyendo las declaraciones de impuestos de años anteriores que no se hayan presentado cuando el caso comenzó)
  • Evidencia de pago de parte de un empleador, en caso de aplicar, recibido 60 días antes de la solicitud
  • Certificado de asesoría de crédito y una copia de cualquier plan de pago de deuda desarrollado a través de un asesor de crédito
  • Declaración de ingresos netos mensuales y cualquier aumento previsto de ingresos o gastos después de la presentación del caso
  • Registro de intereses del deudor en educación o cuentas de matrícula
  • Listado de todos los acreedores y la cantidad y la naturaleza de sus créditos
  • Listado de todos los bienes del deudor
  • Fuente, cantidad total y frecuencia en los ingresos del deudor
  • Listado de los gastos mensuales en detalle por parte del deudor tales como comida, ropa, impuestos, servicios públicos, transporte, medicina, vivienda, entre otros

Específicamente los deudores que soliciten un caso del Capítulo 7, estos deberán presentar:

  • Listado de propiedad “exenta”

Durante las reuniones posteriores, el administrador del caso coloca al deudor bajo juramento, y tanto el administrador como los acreedores pueden hacer preguntas. El deudor debe asistir a la reunión y responder a las preguntas con respecto a sus asuntos financieros y bienes.

Específicamente para los deudores que solicitan un caso Capítulo 13, deberán organizar con el administrador un plan de pago, el cual será llevado a una audiencia en la corte luego de una reunión con los acreedores. Aquí, la exactitud y la exhaustividad son la clave para un proceso exitoso.

Las instituciones que ofrecen asesoramiento financiero como Premier Consumer no pueden ofrecerle asesoría legal en este tema pero podemos ayudarlo a salir de sus deudas y consolidarlas en un solo pago mensual mínimo incluyente de todas las mismas, lo cual permite hacer mas llevadero el tema de sus deudas acumuladas. Nuestro Programa de Consolidación de deudas puede ayudarlo a evitar la bancarrota, así que no dude en revisarlo antes de empezar este complicado proceso.

Además de estos requerimientos, el deudor deberá pagar una tarifa de presentación de $245, una tarifa de $75 por gastos administrativos, y un recargo de $15 para el administrador asignado cuando es un caso Capítulo 7; para casos Capítulo 13, el deudor deberá pagar una tarifa de presentación de $235 y la tarifa por gastos administrativos por $75. Con el permiso de la corte, un deudor puede realizar el pago en 4 cuotas. El tiempo dado para cancelar tales cuotas varía entre 120 y 180 días.

Los deudores deben estar conscientes de que la falta de pago de estas tarifas, falta de cooperación con el administrador del caso y ocultar registros financieros o documentación legal puede resultar en una desestimación del caso.

Lea también:10 Síntomas de Personas Endeudas

Presentar una petición de tipo Capítulo 7 o Capítulo 13 le proporciona al deudor una “suspensión automática”, la cual detiene la mayoría de las acciones de cobro en contra del deudor o sus propiedades, tales como: imposibilidad de iniciar o continuar juicios/demandas, embargos salariales, o llamadas telefónicas de parte de los colectores. No obstante, cualquier deudor en un caso tipo Capítulo 13 puede igual perder su propiedad si él, o ella, no efectuase los pagos regulares establecidos luego de la presentación del caso y el acuerdo de pago.

Desde lo dicho anteriormente, optar por declararse en bancarrota es un proceso complejo que no debe ser subestimado, y es recomendado solo cuando ninguna otra solución sea posible.